martes, 1 de enero de 2008

La primera del año...

...que no haga daño. Eso dicen.

Pues la primera fiesta del año resultó... INCREÍBLEMENTE CORTA. Hubo un fallo en el espacio/tiempo porque eran las 2 de la mañana, y poquito después eran las 7. No hice ni una foto porque no tuve tiempo, claro, pero espero que las fotos de Nereita (a.k.a. Melón) sean suficientes (unas mil).

La mayor parte del tiempo la pasé junto a Luismi, al que le tengo que agradecer muchísimas cosas. En primer lugar, que sea infinitamente paciente y aguantara estoicamente mis gilipolleces, mis copas por encima de su camisa y mi borrachera. Y en segundo lugar, que sea lo más templado del mundo cuando hay que serlo y con la cabeza en su sitio. Un gran hombre, así en pocas palabras. Te quiero mucho.

No he hecho una retrospectiva de 2007, pero para mí ha sido un gran año a grandes rasgos, con más alegrías que penas, la verdad.

Y poco más. Desearos a todos un espléndido año nuevo 2008 en el que se cumplan todos vuestros deseos y que seáis felices, siempre.

1 comentario:

gatosnegrosnosmiran dijo...

Hoy es día para montar nuestra propia película etílica.