miércoles, 10 de septiembre de 2008

Sabrás que eres Homer cuando...



-Te refugias de una tormenta con una plancha metálica sobre tu cabeza y colocándote bajo un árbol.

-Te comes un bocata de 2 metros y sigues queriéndotelo comer cuando está morado.

-Te compras un mono ayudante para que robe rosquillas por ti y le pones un pañal.

-Tus pensamientos te hacen estar una hora absorto en ellos. Y además te hacen reír como si de una película se tratara.

-Te compras una galletaza por un dólar porque te han cebado antes con muestras gratis.

-Crees que por hacer una hamburguesaza con pan de arroz, sólo contiene 30 calorías.

-Crees que un perro puede tener estómago irreversible.

-Preparas gofres de la era espacial y prozac casero.

-Dices las cosas que sólo deberías pensar, y piensas las que deberías decir.

-Crees que puedes trabajar 8 horas por la noche, llegar a casa, dormir 5 minutos, despertarte, ducharte, solazarte 10 minutos con el amor de tu hija e irte a trabajar por la mañana tan fresco como una rosa.

-Robas el aparato de aire acondicionado del vecino, lo empotras en la fachada de tu casa y pretendes que no se dé cuenta.

-Recoges las flores del césped del vecino para decorar una carroza hecha por ti, y echas sal en la tierra para que no vuelva a crecer nada.

-Crees que puedes pescar el siluro más grande del mundo solo porque nadie lo haya pescado antes, o cosechar en una tierra con PH muy alto, aunque expertos lo desaconsejen.

-Ves anuncios de teletienda, y te abalanzas sobre el teléfono para llamar y comprar.

-Te propones ganar 30 kilos para que te den la incapacidad en el trabajo y trabajar así desde casa.

-Abrazas y besas a tu tele, y veneras todo lo que salga en ella.

-No sabes que Alemania es un país europeo.

-Crees que la seguridad de un reactor nuclear se puede mantener con un muñeco que aprieta periódicamente un botón, o con un ladrillo que sujeta una palanca.

-Construyes un muñeco que consiste en un cubo con ojos, nariz y boca, unos palos, una camiseta y unos guantes de cocina, con una grabadora en su interior en la que has grabado una canción que dice: "Yo trabajo por dinero, doy el cayo por dinero, no sé qué y no sé cuántos, pero a mí dadme dinero" para escaquearte del trabajo.

-Para hacer que la alarma de un aparato de seguridad nuclear deje de sonar, le echas un cubo de agua por encima.

-Deseas tener una mano de mono.

-Sueñas con el país del chocolate.

-Montas tu propia destilería.

-Te comes 64 lonchas de queso americano porque no puedes dormir.

-Te encantan los concursos de chili, y para la ocasión, vistes botas de vaquero y sombrero a juego.

-Dejas tu trabajo porque Thomas A. Edison era inventor y a tu edad ya tenía cientos de inventos patentados, con lo cual, pretendes igualarle.

-Inventas una escopeta maquilladora y una alarma que suena cada 3 segundos si todo va bien.

-Te apuntas a una escuela de payasos.

-Pones en un mismo conjunto mental llamado "Eso" a la tele, el gato, el perro, y tu hija pequeña.

-Te haces hippie porque tu madre pintó un mural para ti.

-Montas una estafa telefónica.

-Crees que las salchichas pequeñas son un aperitivo perfecto para el cóctel de una boda.

-Donas tu casa a una secta y adoras al líder.

-La palabra "Burguer" anula tu mente.

-Te está dando un ataque al corazón y le preguntas al que tienes en frente que si te regala un calendario.

-Metes un brazo en una máquina expendedora de bebidas y se te queda atrapado en ella. No contento con ello, metes el otro brazo en otra máquina y también se te queda atrapado. Mientras estás atrapado, sólo se te pasa por la cabeza que la ventaja de la situación es que en la boda de tu hija podrás repartir golosinas a todos.



... y miles de cosas más que de una tacada me es imposible recordar. ¡Aceptamos sugerencias!



8 comentarios:

patri dijo...

Es increíble leer esas frases y que cada escena se represente con precisión en la cabeza...

¡PERO!

He de hacer una correción: El perro que idealiza homer tiene el estómago reversible, no irreversible; si no, podría volverle a pasar como al pequeño santa.

¡PERO!

Como ya me pagaron 7 dólares... quedan por pagar... ¡693 dólares!

Fuera de mi casa...

Gelita dijo...

Nananana, hermanita.

El perro tiene estómago irreversible, precisamente para que no se ponga del revés.

No lo he buscado, pero tengo una guía de capítulos infalible y puedo usarla!! xD

malofo dijo...

Veamos, pareja de hermanitas.

Realizada la búsqueda he de hacer dos apuntes:

1- Homer quiere un perro con estómago IRREVERSIBLE, para que no se pueda poner del revés.

2- Como bien solemos decir Ángela y yo la expresión correcta es...

¡PERO!

Como ya me pagaron 4 dólares, lo resto de aquí y sólo me deben 696.

Fuera de nuestra casa.


He dicho

Gelita dijo...

Mi mien Lismi, mi mien 8)

patri dijo...

Búscalo en la guía y confírmalo. Entonces creeré.

¡PERO!

Tengo sugerencias:

Sólo homer tiene un sombrero de conversar.

Sólo homer cree que una caja de cartón en que escribió U.S.A y clavó una sombrilla puede servir de refugio nuclear.

Sólo homer se disfraza de mendigo todos los haloween para poder comer una lata de judías.

Sólo homer cree que una lata de cerveza con un silbato pegado puede hacer las funciones de un hígado vivo.

Etcétera etcétera

patri dijo...

Y me apunto la corrección luismiana.

Fuera de nuestra casa...

Gelita dijo...

Ya te lo confirmó él mismo. Cuando él confirma algo es porque tiene las temporadas en vídeo. Además, lo pusieron no hace mucho y dice "irreversible".

Y lo de la lata de cerveza con el silbato pegado es un riñón artificial, no un hígado vivo xD

patri dijo...

Pues eso, ¡medite!