jueves, 24 de diciembre de 2009

The truth and just the truth


Hoy me han tocado los huevos por segunda vez en las navidades y me siento en la obligación de decir esto. Para la gente que no somos católicos practicantes, la navidad son solo lucecitas y gilipolleces, pero nos contagiamos del que llaman "verdadero espíritu navideño" comprando regalos y juntándonos con la familia.

Como cuando éramos niños: no os creáis que por ser buenos ahora, los reyes os traerán los regalos que pedísteis, en vez de carbón o nada. Es muy triste y muy hipócrita. Solo son unas lucecitas de mierda y unos deseos vacíos que no palian nuestras malas acciones. No calientan corazones; solo adornan, como las mentiras.

Somos muy hipócritas. Pero siempre algunos más que otros.

1 comentario:

風神 dijo...

AMÉN HERMANA!! Jum!
feliz solsticio de invierno, como yo digo... XDDD